Acerca de Segunda Opinión

Una Segunda Opinión médica de especialistas en Colombia y Estados Unidos, sin necesidad de trasladarse y sin preexistencias.

¿Quiénes somos?

Somos una compañía de asistencia médica
creada con el propósito de satisfacer la demanda de
diagnósticos médicos especializados confiables, mediante la
selección de las más prestigiosas instituciones en la práctica y
la investigación médica.

Nuestra Red cuenta con los mejores hospitales destacados en los Estados Unidos, lo que nos posibilita contar con más  de 17,000 especialistas y subespecialistas de reconocida trayectoria en cada una de sus especialidades los cuales están acreditados por la Joint Comissiont.

El contar con una Red propia nos permite incorporar las solicitudes de consulta médica especializada al flujo ordinario de trabajo de nuestros especialistas en forma automática. Nuestros hospitales sobresalen como instituciones docentes y de investigación en medicina, y en conjunto invierten más de 2,1 billones de dólares en investigación biomédica al año.

La problemática

Distintas investigaciones han concluido que: Entre un 25% y un 30% de las cirugías realizadas no estaban justificadas o tuvieron una utilidad cuestionable. Encuesta telefónica de la Fundación Nacional para la Seguridad del Paciente encontró: Que un 40% de los errores médicos fueron “equivocación en el diagnóstico o en el tratamiento”.

Los erróneos tratamientos y diagnósticos médicos constituyen hoy la octava causa de mortalidad en los países desarrollados.

Una Segunda Opinión contribuye a reducir esta alta tasa de mortalidad como un factor de prevención, al tiempo que disminuye costos a las instituciones de salud.

Por esta razón en distintos países se considera que una Segunda Opinión médica independiente no solo contribuye a la mejora de los sistemas de salud, sino que además responde a un derecho humano fundamental.

¿Cuándo acudir a una Segunda Opinión?

Cuando se presentan dudas por parte del médico especialista tratante o del paciente y sus familiares.

En enfermedades de difícil diagnóstico.

Cuando el tratamiento a seguir requiera de mayor confianza por parte del médico tratante o del paciente.

Cuando se trate de condiciones que pongan en riesgo la vida del paciente.

Cuando el paciente haya sido desahuciado

Red de servicio

Ir arriba